Monografía Copaíba (Copaifera officinalis)

Índice

Conoce la Copaíba, un árbol de la Amazonia

Los árboles de copaiba son considerablemente ramificados y crecen de 15-30 m de altura. Producen muchas flores pequeñas y blancas en panículas largas y pequeñas vainas de fruta con 2-4 semillas en el interior.

Hay 35 especies de Copaifera que se encuentran principalmente en Sudamérica tropical (particularmente en Brasil, Argentina, Bolivia, Guyana, Colombia, Perú y Venezuela). Varias especies diferentes se usan indistintamente como medicinas tradicionales: C. langsdorffii se encuentra principalmente en los cerrados del Brasil central, C. reticulata es indígena de la región amazónica, y C. officinalis se encuentra ampliamente en toda Sudamérica, incluida la Amazonia.

La parte del árbol que se emplea a menudo con fines medicinales es la oleorresina que se acumula en las cavidades dentro del tronco del árbol. Se cosecha taladrando o perforando agujeros en la madera del tronco y recogiendo la resina que gotea, de la misma manera que la
cosecha de jarabe de arce.

Un solo árbol de copaiba puede proporcionar aproximadamente 40 litros de oleorresina anualmente, por lo que es un recurso sostenible de la selva que se puede cosechar sin destruir el árbol o el bosque en el que crece. Cuando se toca, la resina oleosa inicial es clara, delgada e incolora; se espesa y se oscurece al contacto con el aire.

Las resinas comercialmente vendidas son un líquido espeso y claro, con un color que varía de amarillo pálido a marrón claro dorado. La variedad recolectada en Venezuela se dice que es más gruesa y de color más oscuro. A menudo se lo denomina bálsamo o aceite.

Debe usarse rápidamente. El uso local se limita principalmente al uso
inmediato o a la fabricación de jabón o velas.

Clasificación rápida

Familia: Fabaceae
Género: Copaifera
Especie: Officinalis, langsdorffii, reticulata
Sinónimos: Copaifera jacquinii, C. nitida, C. paupera, C. sellowii, Copaiva officinalis
Nombres comunes: Copaiba, copaipera, cupayba, copauba, copal, bálsamo copaiba, copaiva, copaiba-Verdadeira, bálsamo de los jesuitas, copaibeura-de-Minas, cobeni, Matidisguate, matisihuati, mal-dos-sete-dias, aceite de palo, palo-de-oleo, bálsamo de copayba

Usos de la medicina tribal y herbaria

En el río Solimoes, en el noroeste de la Amazonia, la resina de copaiba es utilizada tópicamente por las tribus indígenas como sanadora de heridas, para detener el sangrado, para las llagas en la piel y la psoriasis, y para tratar la gonorrea.

Los curanderos en el Amazonas usan hoy la resina de copaiba para todo tipo de dolor, para trastornos de la piel y picaduras de insectos, y para calmarla inflamación.

En los sistemas de medicina herbolaria brasileña, la resina se usa como un fuerte antiséptico y expectorante para el tracto respiratorio (incluyendo bronquitis y sinusitis), como antiinflamatorio y antiséptico para el tracto urinario (para cistitis e infecciones de vejiga y renales) y como un agente antiinflamatorio tópico para todo tipo de problemas de la piel.

La resina de copaiba se vende en cápsulas de gel en tiendas y farmacias en Brasil y se recomienda para todo tipo de inflamación interna, úlceras estomacales y cáncer. Uno de sus usos como remedio casero más populares en Brasil es como un gargarismo antiséptico para dolores de garganta y amigdalitis (15 gotas de resina en agua tibia).

En la medicina tradicional peruana, tres o cuatro gotas de la resina se mezclan con una cucharada de miel y se toman como un remedio natural contra la faringitis.

La resina de copaiba se registró por primera vez en la medicina europea en 1625 (traída del Nuevo Mundo por los jesuitas y llamada «bálsamo de los Jesuitas»), y se ha utilizado allí en el tratamiento de cistitis crónica, bronquitis, diarrea crónica y como reparación tópica para hemorroides.

En los Estados Unidos, fue un fármaco oficial en la Farmacopea de EE.UU entre 1820 y 1910. El etnobotánico y autor Mark Plotkin señaló que el aceite de copaiba se ha utilizado en los Estados Unidos como desinfectante, diurético, laxante y estimulante. Además de ser utilizado en cosméticos y jabones. La Enciclopedia
de los ingredientes naturales comunes cita que la copaiba tiene actividades
diuréticas, antibacterianas, antiinflamatorias, expectorantes, desinfectantes y estimulantes.

Químicos vegetales

La resina contiene hasta 15% de aceite volátil; el resto de los materiales son resinas y ácidos. Las propiedades biológicas activas de la resina de copaiba se atribuyen a un grupo de fitoquímicos llamados sesquiterpenos (más del 50% de la resina puede ser sesquiterpenos), diterpenos y ácidos terpénicos. Estos productos químicos incluyen los ácidos caryophyllene, calamenene y copalic, coipaiferic, copaiferolic, hardwickic y kaurenoic. Varios de estos químicos son novedosos y se encuentran sólo en la copaiba.

La resina de copaiba es la fuente natural más conocida de cariofileno, que comprende hasta 480,000 partes por millón. El cariofileno es una sustancia química vegetal bien conocida que se ha documentado con fuertes
efectos antiinflamatorios (entre otras acciones).

Los principales productos químicos que se encuentran en la copaiba incluyen: alloaromadendreno, alfa-bergamotene, alfa-cubebene, alfa-multijugenol, alfa-selinene, ar-curcumene, beta-bisabolene, beta-cubebene, beta-elemene, beta-farnesene, beta-humulene, beta-muuroleno, beta-selinene, calamenene, calamesene, carioazulene, caryophyllenes, ácido coipaiférico, copaene, ácido copaiferólico, ácido copléjico, ácidos copabíicos, cypereno, delta-cadinene, delta-elemene, ácido enantio-agathic, gamma-cadinene, gamma-elemene, gamma-humulene, ácidos hardwickic, ácido illurínico, ácidos kaurenoic, ácido kaurenic, kolavenol 1, maracaibobalsam, copalate del methlyl, ácidos paracopaibic, ácido polyalthic y transalpha-bergamotene.

Actividades biológicas e investigación científica

Gran parte de la investigación clínica realizada hasta la fecha ha verificado los usos tradicionales de la copaiba. En 2002, investigadores en Brasil confirmaron que era altamente eficaz como sanadora de heridas tópicas en estudios con animales.

Utilizada durante mucho tiempo interna y externamente para la inflamación de todo tipo, la investigación clínica valida los efectos antiinflamatorios de la resina contra diversas inflamaciones inducidas por laboratorio en otros
estudios con animales.

Los efectos antiinflamatorios se han relacionado con los químicos sesquiterpénicos en el aceite de copaiba, que los científicos han notado que pueden variar significativamente no solo entre diferentes especies de árboles de copaiba, sino también dentro de una especie dada e, incluso, entre árboles individuales.

El contenido de sesquiterpeno puede variar entre 30-90%. Esto puede explicar los resultados obtenidos por otros investigadores brasileños que probaron ocho muestras comerciales diferentes de aceite de copaiba y solo tres de las ocho muestras demostraron efectos antiinflamatorios significativos.

De estos sesquiterpenos, el cariofileno es el más estudiado, que demuestra propiedades analgésicas y antifúngicas contra los hongos en las uñas, así como propiedades antiinflamatorias y gastroprotectoras en otros estudios con animales.

Los efectos gastroprotectores del cariofileno, documentados en 1996, también ayudan a justificar otro uso tradicional del aceite de copaiba como un remedio natural para las úlceras estomacales. En este estudio en animales, no solo el cariofileno demostró efectos antiinflamatorios significativos sin ningún daño en el revestimiento del estómago (la mayoría de los otros agentes antiinflamatorios no esteroideos causan problemas estomacales); de hecho, inhibió significativamente la lesión estomacal inducida por diversos productos químicos.

Dos años más tarde, otro grupo de investigación brasileño informó que el suministro de resina natural de copaiba a las ratas proporcionaba una protección significativa dependiente de la dosis contra el daño gástrico inducido por el químico y el estrés y evidenciaba un efecto anti-ulceroso.

Los usos tradicionales de Copaiba como antiséptico para el dolor de garganta, las infecciones de las vías respiratorias superiores y del tracto urinario pueden explicarse en parte por las propiedades antibacterianas de la resina documentadas en los años sesenta y setenta.

Los investigadores confirmaron nuevamente (en 2000 y 2002) que la resina como un todo (y, particularmente, dos de sus diterpenos: ácido acético y ácido kaurenico) demostraron actividad antimicrobiana in vitro significativa contra bacterias gram-positivas. Uno de los otros químicos de la copaiba, el ácido kaurenoico, también ha demostrado actividad antibacteriana selectiva contra bacterias gram-positivas en otros estudios recientes.

Otra área reciente de investigación sobre la resina de copaiba se ha centrado en sus propiedades anticancerosas y antitumorales. Investigadores en Tokio aislaron seis sustancias químicas (clerodane diterpenes) en la oleorresina de copaiba en 1994 y las probaron contra carcinomas en ratones para determinar su actividad antitumoral.

Un compuesto en particular, llamado kolavenol, fue dos veces más eficaz para aumentar la esperanza de vida en ratones con carcinomas (en un 98%) que el medicamento de quimioterapia estándar, 5-Fluorouacil (5-FU). La resina natural también aumentó la vida útil en un 82%, que aún era más alta que el 5-FU (lo que aumentó la vida útil en un 46%).

Curiosamente, las pruebas in vivo proporcionaron mejores efectos antitumorales que en los estudios previos de probeta. Un equipo español de investigadores que documentó los efectos antimicrobianos de la copaiba en 2002 también probó los efectos antitumorales in vitro. Estos científicos informaron que otro fitoquímico en la resina, methlyl copalate, tenía actividad in vitro contra el carcinoma de pulmón humano, carcinoma de colon humano, melanoma humano y líneas celulares de neoplasma linfoide de ratón.

Investigadores brasileños informaron en 2002 que uno de los productos químicos activos de la copaiba, el ácido kaurenoico, también inhibió el crecimiento de las células leucémicas humanas en un 95%, y las células de cáncer de mama y colon en un 45% in vitro. El ácido kaurenoico puede comprender tanto como el 1,4% de la oleorresina natural de copaiba.

Usos prácticos actuales

En todos los sistemas de medicina herbal donde se emplea, la resina de copaiba se toma internamente en dosis muy pequeñas, por lo general solo 5-15 gotas (aproximadamente de medio a 1 ml), 1-3 veces al día. En grandes dosis se ha documentado que causa náuseas, vómitos, fiebre y una erupción cutánea similar al sarampión.

Un dermatólogo francés informó que estos efectos secundarios también pueden ocurrir con la absorción de la resina de copaiba a través de la piel en individuos sensibles. Sin embargo, se ha aprobado oficialmente en los Estados Unidos como aditivo alimentario y se utiliza en pequeñas cantidades como agente aromatizante en alimentos y bebidas. También se ha empleado como fijador en perfumes.

Hoy en día en los Estados Unidos, la resina de copaiba se usa principalmente como un componente de fragancia en perfumes y en preparaciones cosméticas (incluidos jabones, baños de burbujas, detergentes, cremas y lociones) por sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y emolientes (suavizantes).

Los profesionales de la salud natural están empezando a aprender sobre las muchas formas en que se emplea este importante recurso de la selva en los sistemas de medicina herbolaria de América del Sur, y están comenzando a incorporarlos en sus prácticas aquí.

Usado con prudencia y en pequeñas cantidades, es un maravilloso remedio natural para úlceras estomacales, inflamación de todo tipo, hongos en las uñas (aplicado tópicamente) y por sus documentadas propiedades cicatrizantes, antimicrobianas y anticancerosas.

Usos etnomédicos mundiales

Amazonia: Para la tos, mucosidad excesiva, gripe, gonorrea, incontinencia, inflamación, psoriasis, llagas en la piel, sífilis, trastornos del tracto urinario, heridas y como diurético y desinfectante
Brasil: Para infecciones bacterianas, infecciones de la vejiga, bronquitis, cáncer, tos cistitis, caspa, dermatitis, dermatosis, diarrea, disentería, gripe, trastornos gástricos, gonorrea, hipertensión, incontinencia, inflamación, parásito intestinales, inflamación de los riñones, trastornos pulmonares, dolor, neumonía, psoriasis, problemas respiratorios, sinusitis, trastornos de la piel, úlceras en la piel, dolor de garganta, úlceras estomacales, sífilis, tétanos, tumores, infecciones urinarias, inflamación urinaria, flujo vaginal, heridas y como antiséptico
Europa: Para la irritación de la vejiga, bronquitis, sabañones, estreñimiento, cistitis, diarrea, mucosidad excesiva (vejiga, vagina, tracto respiratorio), edema, gonorrea, hemorroides, gases intestinales, picazón, estimulante, inflamación urinaria, flujo vaginal, enfermedades venéreas y como antiséptico y diurético
Perú: Para bronquitis, exceso de moco, diurético, edema, gonorrea, hemorragias, herpes, incontinencia, inflamación, gases intestinales, picaduras de insectos, leishmaniasis, dolor muscular, pleuresía, sífilis, tétanos, tuberculosis, úlceras, infecciones urinarias, flujo vaginal, enfermedad venérea, heridas
NOS: Como antibacteriano, antiinflamatorio, desinfectante, diurético, expectorante, laxante, estimulante
En otras partes: Para estreñimiento, dermatitis, eczema, gonorrea, insuficiencia urinaria, enfermedades venéreas, heridas y como aceite para masajes.

Preparación tradicional

En América del Sur generalmente se toman 5-15 gotas de la oleorresina en una taza de agua caliente, 2-3 veces al día. Se aplica directamente sobre la piel para problemas de la piel y heridas (normalmente una preparación de 1 parte de resina de copaiba con 5 partes de glicerina o aceite de semilla de uva).

También se emplea tópicamente como aceite de masaje para músculos y articulaciones adoloridas o inflamadas, normalmente combinado con otro aceite transportador (una parte de copaiba a diez partes de aceite portador, como aceite de almendras o de semilla de uva).

Para los hongos en las uñas y el cáncer de piel, la resina se aplica con toda su fuerza directamente sobre el área afectada sin diluirla en otro aceite o glicerina.

Contraindicaciones

  • Evite el contacto con los ojos y las membranas mucosas, ya que la resina puede actuar como un irritante.
  • Quienes son sensibles a la resina pueden experimentar una erupción parecida al sarampión acompañada de irritación, picazón y/u hormigueo cuando se usa tópicamente o se toma internamente. Deje de usar si ocurren estos efectos.
  • No tome internamente en grandes dosis (más de 5 ml). Se ha informado que dosis grandes causan náuseas, vómitos, fiebre y erupciones. Interrumpa o reduzca la dosificación si ocurren estos efectos.
  • Se ha documentado que un químico en la resina de copaiba causa hemólisis de glóbulos rojos (humanos y ratones) in vitro. Aunque este efecto no se ha estudiado in vivo, probablemente sea mejor evitar el uso oral a largo plazo de la resina a menos que esté bajo el cuidado directo de un médico que pueda controlar este posible efecto.

Hasta el momento, no se conocen interacciones con algún medicamento.

Resumen de la Copaíba

Método principal de preparación: Resina filtrada en frío
Acciones principales (en orden):
Antiinflamatorio, analgésico, anticanceroso, antimicrobiano, sanador de heridas
Usos principales:
1. Como un analgésico tópico y antiinflamatorio para heridas, erupciones cutáneas, dermatitis, picaduras de insectos, forúnculos y psoriasis
2. Como antiséptico, desinfectante y agente antimicrobiano para infecciones bacterianas internas y externas
3. Para hongos en uñas y piel
4. Para el cáncer de piel
5. Para úlceras estomacales y cáncer de estómago
Propiedades/acciones documentadas por investigación:
Analgésico, antiinflamatorio, antibacteriano, anticanceroso, antifúngico, antitumoral, antiulceroso, gastroprotector (protege el tracto gástrico), cicatrizante
Otras propiedades/acciones documentadas por uso tradicional:
Antiséptico, balsámico, emoliente, febrífugo (reduce la fiebre), vermífugo (expulsa gusanos), sanador de heridas
Precauciones: Puede causar una erupción parecida al sarampión en los alérgicos a la resina

Referencias y bibliografía

Acciones antiinflamatorias y analgésicas.

Gomes, N., et al. “Caracterización de las actividades antinociceptivas y antiinflamatorias de las fracciones obtenidas de Copaifera multijuga Hayne”. J. Ethnopharmacol. 2010 ene 12.
Leandro, L., et al. “Química y actividades biológicas de los terpenoides de la copaiba (Copaifera spp.) Oleorresinas”. Moléculas. 2012 Mar 30; 17 (4): 3866-89.
Kobayashi, C., y col. “Evaluación farmacológica del aceite de Copaifera multijuga en ratas”. Pharm Biol. 2011 Mar; 49 (3): 306-13.
Chavan, M., y col. “Actividad analgésica y antiinflamatoria del óxido de cariofileno de Annonasquamosa L. bark”. Fitomedicina. Febrero de 2010; 17 (2): 149-151.
Rogerio, A., y col. “Propiedades antiinflamatorias preventivas y terapéuticas del sesquiterpeno alfahumuleno en la inflamación alérgica experimental de las vías respiratorias”. Br. J. Pharmacol. 2009 Oct; 158 (4): 1074 – 87.
de Lima Silva, J., et al. “Efectos de Copaifra langsdorffi i Desf. En isquemia-reperfusión de colgajos de piel aleatorizados en ratas”. Plast estético. Surg. 2009 enero; 33 (1): 104-9.
Fernandes, E., et al. “Efectos antiinflamatorios de los compuestos alfa-humuleno ytranscariofileno aislados del aceite esencial de Cordiaverbenacea “. EUR. J. Pharmacol . 2007 agosto; 569 (3): 228-36.
Veiga Jr., V., et al. “Composición química y actividad antiinflamatoria de los aceites de copaiba de Copaiferacearensis Huber ex Ducke, Copaiferareticulata Ducke y Copaiferamultijuga Hayne – un estudio comparativo”. J. Ethnopharmacol. 2007 junio; 112 (2): 248-54.
Gomes, N., “Actividad antinociceptiva de los aceites de Copaiba amazónica”. J. Ethnopharmacol. Febrero de 2007; 109 (3): 486-92.
Veiga Junior, V., et al. “La inhibición de la formación de edema de la pata causada por el aceite de Copaiferamultijuga Hayne y sus fracciones”. J. Pharm. Pharmacol. 2006; 58 (10): 1405-10.
Paiva, L., y col. “Efecto antiinflamatorio del ácido kaurenoico, un diterpeno de Copaiferalangsdorffi sobre la colitis inducida por ácido acético en ratas” .Vascul. Pharmacol . 2002 Dic; 39 (6): 303-7.
Veiga, V., et al. “Estudios fitoquímicos y antioedematosgénicos de aceites comerciales de copaiba disponibles en Brasil” .Phytother. Res . 2001; 15 (6): 476-80.
Ghelardini, C., y col. “Actividad anestésica local del beta-cariofileno” . Farmaco . 2001; 56 (5-7): 387-9.
Cascon, V., y col. “Caracterización de la composición química de oleorresinas de Copaiferaguianensis Desf., Copaiferaduckei Dwyer y Copaiferamultijuna Hayne.” Phytochemistry . 2000; 55 (7): 773 – 78.
Basile, AC, et al. “Actividad antiinflamatoria de la oleorresina del brasileño Copaifera “. J. Ethnopharmacol . 1988; 22: 101-9.
Fernandes, RM, contribuyó para conhecimento do efeito antiiinflamatorio e analgésico do balsamo de copaiba y algunos de sus constituintes quimicos. Tesis, 1986. Universidad Federal de Rio de Janeiro.

Acciones contra la Psoriasis

Gelmini, F., y col. “Perfi l GC-MS de los componentes fi toquímicos de la oleorresina de Copaiferalangsdorffi iDesf. Y una evaluación preliminar in vivo de su efecto antipsoriático”. Int J Pharm. 2012 20 de agosto.

Acciones citotóxicas y anticancerosas.

Dos Santos Júnior, H., et al. “Evaluación de plantas brasileñas nativas y exóticas para la actividad contra el cáncer”. J NatMed. 2010 Abr; 64 (2): 231-8.
Tundis, R., y col. “Efectos citotóxicos in vitro de Seneciostabianus Lacaita (Asteraceae) en líneas celulares de cáncer humano”. Nat. Pinchar. Res. 2009; 23 (18): 1707-18.
Gomes, M., y col. “Actividad antineoplásica de Copaiferamultijugaaceite y fracciones contra el tumor de Ehrlich ascítico y sólido. “ J. Ethnopharmacol. 2008 Sep; 119 (1): 179-84.
Legault, J., et al.” Efecto potenciador del beta-cariofi leno sobre la actividad anticancerígena del alfahumuleno, isocaryophyllene and paclitaxel. “ J. Pharm. Pharmacol. 2007 Dec; 59 (12): 1643-7.
Cavalcanti, BC, et al.” Evaluación de genotoxicidad del ácido kaurenoico, un diterpenoidebioactivo presente en el aceite de Copaiba “. FoodChem. Toxicol . 2006; 44 (3): 388-92.
Krauchenco, S., et al “estructura tridimensional de un Kunitz inusual (STI) de tipo inhibidor de la tripsina de. Copaiferalangsdorffi i .” Biochimie 2004; 86 (3):. 167 -72.
Legault, J., y col. “Efecto potenciador del beta-cariofi leno en la actividad anticancerígena del alfahumuleno, isocarboxileno y paclitaxel”. J. Pharm. Pharmacol. Dic 2007; 59 (12): 1643-7.
Lima, SR, y col. “ Estudios in vivo e in vitro sobre la actividad anticancerígena de Copaiferamultijuga Hayne y sus fracciones” .Phytother. Res . 2003 Nov; 17 (9): 1048-53.
Costa-Lotufo, LV, y col. “Los efectos citotóxicos y embriotóxicos del ácido kaurenoico, un diterpeno aislado de Copaiferalangsdorffi . “ Toxicon . 2002; 40 (8): 1231-34.
de Almeida Alves, TM, et al. “Cribado biológico de plantas medicinales brasileñas”.Mem. Inst. Oswaldo Cruz 2000; 95 (3): 367-73.
Ohsaki, A., et al. “El aislamiento y la potente actividad antitumoral in vivo de los diterpenoidesclerodanos de la oleorresina de la planta medicinal brasileña Copaiferalangsdorfi i Desfon.” Bioorg. Medicina. Chem. Letón. 1994; 4: 2889-92.

Acciones contra el acné.

Da Silva, A., et al. “Aplicación del aceite esencial de copaiba (CopaiferalangsdoriDesf.) Para el acné vulgar: un ensayo clínico doble ciego, controlado con placebo”. AlternMed Rev.2012 Mar; 17 (1): 69-75.

Acciones contra la endometriosis

Nogueira, N., et al. “Cambios en el volumen y la histología de los focos de endometriosis en ratas tratadas con aceite de copaiba (Copaiferalangsdorffi i)”.Acta CirBras. 2011; 26

Acciones antimicrobianas

Pieri, F. et al. “Efecto bacteriostático del aceite de copaiba (Copaiferaoffi cinalis) contra Streptococcusmutans”. BrazDent J. 2012; 23 (1): 36-8.
Santos, R., y col. “Actividad antimicrobiana de los aceites amazónicos contra especies de Paenibacillus”. J InvertebrPathol. 2012 Mar; 109 (3): 265-8.
Souza, A., et al. “Evaluación antimicrobiana de diterpenos de oleoresina de Copaiferalangsdorffi contra bacterias anaeróbicas periodontales”. Moléculas . 2011 18 de noviembre; 16 (11): 9611-9.
Souz, a., ET AL. “Actividad antimicrobiana de terpenoides de Copaiferalangsdorffi iDesf. Contra bacterias cariogénicas”.Phytother Res. 2011 Feb; 25 (2):
Astani, A., y col. “Detección de actividades antivirales de compuestos aislados a partir de aceites esenciales”. Evid. Complemento basado Alternativo Medicina. 2010.
Correia, A .., et al. “Extracción de extracto crudo vegetal de la Amazonía para actividad contra bacterias resistentes a múltiples fármacos”. EUR. Rev. Med. Pharmacol. Sci. 2008 nov-dic; 12 (6): 369 – 80.
Santos, A., y col. “Actividad antimicrobiana de aceites brasileños de copaiba obtenidos de diferentes especies del género Copaifera “. Mem. Inst. Oswaldo Cruz. 2008 de mayo; 103 (3): 277-81.
Kuete, V., y col. “Actividad antimicrobiana del extracto metanólico, fracciones y compuestos de la corteza del tallo de Irvingiagabonensis (Ixonanthaceae)”.J. Ethnopharmacol. 2007 Oct; 114 (1): 54-60.
Cotoras, M., y col. “Caracterización de la actividad antifúngica en Botrytiscinerea del ácido diterpenoides natural kaurenoico y ácido 3beta-hidroxi-kaurenoico”. J. Agric. Comida Chem . 2004 mayo; 52 (10): 2821 – 6.
Sartori, MR, et al. “Actividad antifúngica de fracciones y dos compuestos puros de fl ores de Wedeliapaludosa (Acmelabrasiliensis) (Asteraceae).” Pharmazie . 2003; 58 (8): 567-9.
Tincusi, BM, y col. “Terpenoides antimicrobianos de la oleorresina de la planta medicinal peruana Copaiferapaupera”. Planta Med . 2002; 68 (9): 808-12.
Wilkins, M., y col. “Caracterización de la actividad bactericida del ácido diterpenokaurenoico natural”. Planta Med. 2002 68 (5): 452 – 54.
Yang, D., y col. “Uso de óxido de cariofi leno como agente antifúngico en un modelo experimental in vitro de onicomicosis” .Mycopathologia. 1999; 148 (2): 79-82.
Davino, SC, y col. “Actividad antimicrobiana de derivados del ácido kaurenoico sustituidos en carbono-15” .Braz. J. Med. Biol. Res . 1989; 22 (9): 1127-29.
Maruzzella, JC, y col. “Actividad antibacteriana de los vapores de aceites esenciales”. J. Am. Pharm. Assoc . 1960; 49: 692-94.

Acciones antiespasmódicas y relajantes musculares.

Leonhardt, V., y col. “Efectos antiespasmódicos del aceite esencial de Pterodonpolygalaefl orus y su principal componente beta-cariofi leno en íleon aislado de rata”. Fundam. Clin. Pharmacol. 2009 Dic 11
Tirapelli, CR, et al. “Comparación farmacológica de la acción vasorrelajante mostrada por ácido kaurenoico y ácido pimaradienoico”. J. Pharm. Pharmacol. 2005; 57 (8): 997 – 1004.
Ambrosio, SR, y col. “Papel del grupo carboxílico en la acción antiespasmódica y vasorrelajante exhibida por el ácido kaurenoico”. J. Pharm. Pharmacol . 2004; 56 (11): 1407-13.
Tirapelli, CR, y col. “Análisis de los mecanismos subyacentes a la acción vasorrelajante del ácido kaurenoico en la aorta de rata aislada”.EUR. J. Pharmacol. 2004 mayo; 492 (2-3): 233-41.
deAlencar, et al. “Efecto relajante del músculo liso del ácido kaurenoico, un diterpeno de Copaiferalangsdorffii en el útero de la rata in vitro “ . Phytother. Res. 2003; 17 (4): 320-4.

Acciones de curación celular protectora, antiulcerosa y herida.

Alves, J., et al. “Efecto protector in vivo del extracto hidroalcohólico de Copaiferalangsdorffii en la inducción de micronúcleos por doxorrubicina”. J ApplToxicol. 2012 19 de mayo.
Guimarães-Santos, A., et al. “El tratamiento con resina de aceite de Copaiba es neuroprotector y reduce el reclutamiento de neutrófi los y la activación de microglia después de una lesión excitotóxica en la corteza motora”. EvidBasedComplementAlternat Med.2012; 2012: 918174.
Comelli, E., et al. “Análisis del punto de ruptura de la curación anastomótica intestinal en ratas bajo la acción del aceite puro de Copaíba (Copaiferalangsdorfi i)”. Acta CirBras. 2010 Aug; 25 (4): 362-7.
Pereira, S., et al. “Benefi cio limitado del aceite de copaifera en la progresión de la gingivitis en humanos”. J. Contemp. Mella. Pract. 2010 1 de enero; 11 (1): E057-64.
de Lima Silva, J., et al. “Efectos de Copaifralangsdorffi i Desf. En isquemia-reperfusión de colgajos de piel aleatorizados en ratas”. Plast estético. Surg . 2009 enero; 33 (1): 104-9.
Cho, JY, y col. “Mejoría de la colitis inducida por sodio y sulfato de dextrano en ratones mediante la administración oral de beta-cariofi leno, un sesquiterpeno”.LifeSci. 2006 29 de noviembre;
Chang, HJ, y col. “Relación cuantitativa estructura-actividad (QSAR) para la actividad neuroprotectora de los terpenoides”. LifeSci. 2006, 10 de noviembre;
de Araujo, FA, et al. “Efecto del aceite de Copaiba sobre aminotransferasas de ratas con isquemia hepática y reperfusión con y sin precondicionamiento isquémico”. Acta Cir. Bras. 2005 de enero a febrero; 20 (1): 93-9.
Brito, MV, y col. “Efecto del aceite de Copaiba sobre los niveles séricos de urea y creatinina en ratas sometidas a isquemia renal y síndrome de reperfusión” Acta Cir. Bras . 2005 de mayo a junio; 20 (3): 243 – 6
Paiva, LA, et al. “Atenuación de la lesión intestinal inducida por isquemia / reperfusión por oleo-resina de Copaiferalangsdorffi i”en ratas. “ LifeSci. 2004 3 de septiembre; 75 (16): 1979-87.
Paiva, LA, et al. “Efecto protector de la oleo-resina de Copaiferalangsdorffii contra la colitis inducida por ácido acético en ratas”. J. Ethnopharmacol. 2004 Jul; 93 (1): 51-6.
Paiva, LA, et al. “Investigación sobre la actividad de curación de heridas de oleo-resina de Copaiferalangsdorfii en ratas” .Phytother. Res. 2002; 16 (8): 737 – 39.
Paiva, LA, et al. “Efecto gastroprotector de la oleo resina de Copiferalangsdorffi i en modelos experimentales de úlcera gástrica en ratas”. J. Ethnopharmacol. 1998; 62 (1): 73-8.
Tambe, Y., et al. “Citoprotección gástrica del sesquiterpeno antiinfl amatorio no esteroideo, betacariofileno”. Planta Med. 1996; 62 (5): 469 – 70.

Acciones inmunomoduladoras.

Do Rosário, M., et al. “Almacenamiento de xiloglucanos: potentes activadores de macrófagos”. Chem-BiolInteract. 2011 15 de enero; 189 (1-2): 127-33.
Rosario, M., y col. “Efecto del almacenamiento de xiloglucanos en los macrófagos peritoneales”. Fitoquímica. 2008 enero; 69 (2): 464-72.
Takei, M., et al. “T-cadinol y calamenene inducen células dendríticas de monocitos humanos y generan polarización Th1”. EUR. J. Pharmacol. 2006 mayo; 537 (1-3): 190-9.

Acciones contra la ansiedad.

Curio, M., et al. “Efecto agudo de Copaiferareticulata Ducke copaiba en ratas evaluadas en el laberinto elevado: un análisis etológico. “ J. Pharm. Pharmacol. 2009 Aug; 61 (8): 1105-10.

Acciones antiparasitarias e insecticidas.

Cunha, N., et al. “Actividad esquistosomicida in vitro de algunas especies brasileñas de cerrado y sus compuestos aislados.” Complemento basado en EvidAlternatMed. 2012; 2012: 173614.
Rondon, F., et al. “Efi cacia in vitro de Coriandrumsativum, Lippiasidoides y Copaiferareticulata contra Leishmaniachagasi. “ RevBrasParasitolVet. 2012 Sep; 21 (3): 185-91.
Dos Santos, A., y otros” Aceite de Copaiba: una alternativa al desarrollo de nuevas drogas contra la leishmaniasis “. EvidBasedComplementAlternat Med.2012; 2012: 898419.
Valotto, C., y col. “[Alteraciones ultraestructurales en larvas de Aedes aegypti sujetas a labdanediterpeno aislado de Copaiferareticulata (Leguminosae) y una fracción enriquecida con taninos de Magoniapubescens (Sapindaceae)]”. RevSocBrasMedTrop. 2011 Mar-Abr; 44 (2): 194-200
dos Santos, A., et al. “Leishmaniaamazonensis: efectos del tratamiento oral con aceite de copaiba en ratones”. ExpParasitol. 2011 Oct; 129 (2): 145-51.
dos Santos, A., et al. “Efecto de los aceites brasileños de copaiba en Leishmaniaamazonensis “. J. Ethnopharmacol. 2008 de noviembre; 120 (2): 204-8.
Geris, R., y col. “Diterpenoides de CopaiferareticulataDucke con actividad larvicida contra Aedes aegypti (L.) (Diptera, Culicidae). “ Rev. Inst. Med. Trop. 2008 Jan-Feb; 50 (1): 25-8.
Da Silva, H., et al.” Actividad larvicida de fracciones de resina oleosa de la planta medicinal brasileña CopaiferareticulataDucke (Leguminosae-Caesalpinoideae) contra Aedes aegypti(Diptera, Culicidae). “ Rev. Soc. Bras. Med. Trop. 2007 mayo-junio; 40 (3): 264-7
de Freitas Fernandes, F., et al. “Actividad acaricida de un extracto oleorresinoso de Copaiferareticulata (Leguminosae: Caesalpinioideae) contra larvas de la garrapata bovina del sur, Rhipicephalus (Boophilus) microplus(Acari: Ixodidae). “ Vet. Parasitol. 2007 Jun; 147 (1-2): 150-4.
De Mendonca, FA, et al.” Actividades de algunas plantas brasileñas contra las larvas del mosquito Aedes aegypti .” Fitoterapia. 2005 Dec; 76 (7-8): 629-36.

Acción no tóxica

Almeida, M., et al. “Evaluación de genotoxicidad del aceite de Copaiba y sus fracciones en ratones suizos”. Genet Mol Biol.2012 Jul; 35 ( 3): 664-72.
Sachetti, C., et al. “Toxicidad del desarrollo del copaiba  Copaifera reticulata Ducke, Fabaceae) oleorresina en la rata.” FoodChemToxicol. 2011 May; 49 (5): 1080-5.
Lima , C., et al. “Validación preclínica de una crema vaginal que contiene aceite de copaiba (estudio de toxicología reproductiva) “.Fitomedicina. 2011 15 de septiembre; 18 (12): 1013-23.

1 comentario en “Monografía Copaíba (Copaifera officinalis)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.