Descubre la Acerola Ecológica Serpens

Índice

¿Conoces a la acerola ecológica?

La Acerola ecológica es una fruta típica de América Central y del Sur, así como de las Islas del Caribe. Esta fruta destaca por su alto contenido en vitamina C, el cual puede ser hasta 90 veces superior al de las naranjas.

En consecuencia, la acerola es una de las fuentes naturales más rica en vitamina C.

Asimismo, esta fruta tiene un característico sabor cítrico con un toque dulce y posee una variedad de nutrientes. Debido a su forma y color rojizo al madurar, se asemeja a la cereza tradicional europea.

Por ello, también es conocida popularmente como «Cereza de Barbados» o «Cereza de las Antillas», ya que se consigue en diversas islas caribeñas. Actualmente, Brasil es uno de los principales productores de esta fruta tropical.

La acerola puede ser consumida de manera natural o en zumos, mermeladas, complementos alimenticios y otros.

En algunos casos, la pulpa extraída de la fruta se pulveriza y se emplea a nivel alimenticio e industrias cosméticas y farmacéuticas.

Muchos productos para el cuidado de la piel incluyen acerola en su composición debido al potente efecto antioxidante de la vitamina C, el cual contribuye a prevenir el envejecimiento de la piel.

En este mismo sentido, la industria farmacéutica también emplea la acerola como fuente natural de ácido ascórbico (nombre con el que también se le conoce a la vitamina C).

Para la mayoría de los consumidores, esta opción resulta más atractiva que otras alternativas de origen sintético.

Serpens, al ser una marca de fitoterapia etnomedicinal comprometida con la salud y el bienestar de sus consumidores.

Así como con la sostenibilidad de sus productos y el respeto por el medio ambiente, adquiere la acerola de Protection de la Forêt de Brasil, a través de RDV Products.

RDV Products es una exportadora que ofrece acerola con certificación orgánica, producida mediante métodos sostenibles y con una clara trazabilidad.

Conociendo un poco más la Acerola Ecológica

Acerola ecológica natural

La Acerola ecológica (Malpighia glabra) es un arbusto que crece en regiones con temperaturas que oscilan entre los 15 y 32° C. Esta planta se adapta a distintos tipos de suelos y es capaz de alcanzar hasta los 5 metros de altura. El proceso de floración ocurre durante todo el año y sus flores son de color blanco-rosado pálido.

Las frutas son pequeñas, con un diámetro de aproximadamente 1 o 2 cm. Suele tener tres semillas y su color en la parte interna varía de naranja a rojo intenso. Su sabor es semejante al de la cereza, dulce y con un marcado toque cítrico.

El árbol de acerola es típico de las regiones tropicales y subtropicales, por lo que requiere de mucha luz solar durante su crecimiento.

Para reducir la probabilidad de enfermedades en las plantas, los productores orgánicos suelen cultivar  distintas variedades de esta planta.

Composición de la Malpighia glabra

La acerola es una fruta con propiedades antioxidantes, diuréticas, astringentes y antiinflamatorias. Como hemos mencionado previamente, esta fruta es una fuente rica en vitamina C.

No obstante, esta cantidad puede variar de acuerdo con el clima, la época de cosecha, localización geográfica, cantidad de luz solar y otros factores.

Esta planta tiene un contenido mayor de vitamina C cuando aún se encuentra verde, en comparación con la fruta madura, de color rojizo.

Por ende, resulta más idónea para la producción de medicamentos, cosméticos y complementos alimenticios. Sin embargo, la fruta madura, de color rojo, tiene un sabor más dulce y es más deseada en la industria alimentaria.

La acerola contiene hasta un 4% de vitamina C en los frutos verdes y un 2 % en frutos rojos, mientras que una naranja pelada contiene solo el 0.05%.

El ácido ascórbico es el principal responsable de las propiedades antioxidantes y efectos beneficiosos: fortalecimiento del sistema inmune, facilitación de reacciones enzimáticas, absorción de hierro y estimulación de mecanismos de coagulación.

La evidencia científica ha demostrado que el consumo de vitamina C es útil como coadyuvante en el tratamiento de diversas enfermedades, como la gripe, el resfriado común, infecciones respiratorias y enfermedades hepáticas y biliares.

Adicionalmente, la acerola también es rica en otros componentes, como la vitamina B, vitamina A, proteínas, fructosa, hierro, calcio, fósforo, magnesio y potasio.

De igual forma, esta planta contiene flavonoides, los cuales protege los vasos sanguíneos, mejoran la circulación y combaten procesos inflamatorios.

Información nutricional

Composición de la acerola ecológica

Contexto socioambiental

Aunque el árbol de acerola produce frutos durante todo el año, cerca del 70% de la producción ocurre durante el período lluvioso.

Sin embargo, la acerola ecológica cosechada durante el período de sequía suele tener una mayor cantidad de vitamina C.

Los pequeños productores suelen negociar la venta de su cosecha por adelantado, para asegurar compradores y evitar la pérdida de la fruta, especialmente porque la acerola es una fruta perecedera y no cuentan con la infraestructura adecuada para su correcto almacenamiento.

De esta manera, se evitan pérdidas en la producción y a nivel económico.

Acerola ecológica

Demanda de la acerola ecológica

Otro reto presente en la cadena de producción de la acerola es la mayor demanda del fruto verde (por su mayor contenido de vitamina C).

No obstante, los productores no pueden cosechar exclusivamente la acerola verde, debido a la rapidez del proceso de maduración. Como resultado, entre el 20 y el 30% de la producción total de acerola es roja.

Bajo estas circunstancias, resulta esencial que los productores tengan la posibilidad de vender el porcentaje de producción correspondiente a acerolas rojas y no solo las verdes, para que así se sientan motivados a continuar con el cultivo de esta planta.

Esta necesidad de venta transciende el plano económico y adquiere también una dimensión social, ya que muchos de los productores dependen de los recursos obtenidos de la venta para su sustento.

Trazabilidad

Los complementos alimenticios Serpens destacan en el mercado debido a la capacidad de que posee nuestra marca para asegurar la trazabilidad de los productos a lo largo de toda la cadena de producción.

Se mantiene un estricto control sobre el origen de las frutas que son utilizadas y se supervisan las diversas etapas de procesamiento llevadas a cabo por otras empresas.

Al monitorear cuidadosamente las actividades de los proveedores, nos aseguramos que todos nuestros productos son cultivados de manera orgánica, somos capaces de identificar cada lote y las condiciones bajo las cuales fue producido.

Además, nuestros exportadores realizan visitas técnicas a las áreas de cultivo y las unidades industriales donde las diversas etapas de la producción tiene lugar. De esta manera, se garantiza la transparencia y confianza en el proceso de producción.

Por lo tanto, nuestros clientes pueden estar seguros de que ninguna vitamina C de origen sintético es utilizada y que todos los pasos se realizan de acuerdo con los más altos estándares de calidad.

También es importante tener en cuenta que todos los productores tienen certificación orgánica y que las empresas asociadas al procesamiento de la acerola ecológica tienen una certificación HACCP (Hazard Analysis of Critical Points and Control).

Protection de la Forêt, un producto ecológico y respetuoso con el medio ambiente

Acerola

Adquiere nuestra acerola ecológica

Garantías Serpens

Etnobotánica ecológica

✅ Identificación botánica asegurada

➡ Trazabilidad desde la cosecha, sin intermediarios

✅ Libre de Gluten, sin OGM, Veganos

➡ Certificación ecológica

✅ Máxima pureza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.