fbpx

Manifiesto Serpens

Desde el origen de la humanidad el Ser Humano ha desarrollado y obtenido medicina de las plantas y el Amazonas seguramente ha sido y es la gran cuna de esta práctica.

El empleo de las plantas para la alimentación del hombre y la curación de diversas enfermedades, se remonta a la creación del mundo. Esta experiencia fue transmitida de generación en generación, a tal punto, que en la actualidad, en pleno siglo XXI, son denominadas plantas de uso tradicional, lo cual continuará hasta el fin de los tiempos. Al respecto, la medicina herbaria, que también se conoce como medicina botánica, fitoterapia o fitomedicina, es la forma más antigua de atención médica que se ha conocido en la humanidad.”

MEDISAN vol.18 no.10 Santiago de Cuba oct.-oct. 2014

"El uso de las plantas no tiene sentido sin la comprensión de la cultura en la que se aplican." B. C. Bennett

Tierra del Origen, origen de la Vida, la fitoterapia tradicional Amazónica no puede ser disociada de las tribus que la han descubierto, mantenido y transmitido su sabiduría. Este lugar privilegiado es desde entonces hasta hoy en día el laboratorio natural más grande de nuestro planeta: desde la Ayahuasca hasta al Guaraná y  miles de principios activos que quedan por descubrir.

Desgraciadamente, desde el último siglo estamos perdiendo toda esta sabiduría  antes de poder entenderla. 

La verdad es que  tanto en la Amazonia como  aquí en Europa,

¿Quién sabe  que el Romero fue  usado como  infusión y tónico antes del café?

La inexorable expansión de un modelo único de sociedad consumista está destruyendo poco a poco la diversidad y soberanía alimentaria,  así como los medios de cuidado de la salud inherentes a las  diferentes culturas y tradiciones. Y pensamos que esta sabiduría forma parte del patrimonio de la humanidad. Si nos olvidamos del uso de la fitoterapia tradicional, usada desde la noche de los tiempos como herramientas para curar y sanar, nos estamos perdiendo parte de nuestra identidad como Ser Humano.

En Serpens, pensamos que esta sabiduría tiene que estar viva y ser transmitida de una forma u otra antes de que se olvide.  No es fácil, dado que no nos lo han enseñado en la escuela. Por eso hablamos del  ‘arte de la fitoterapia’….

Visión

Volver a dar a la fitoterapia su papel como medicina del origen. Es decir, como un remedio para prevenir la salud en lo cotidiano.

Misión

  1. Promover, Formar, educar al  máximo de gente sobre la fitoterapia tradicional del mundo.
  2. Proponer productos de la más alta calidad sostenibles por la planeta y por los Seres Humanos que la cultivan. Implementar y divulgar la trazabilidad de nuestros procesos.
  3. Investigar y divulgar sobre las diferentes medicinas traditionales fitoterapeuticas del mundo.

¿Qué ventajas terapéuticas tienen las plantas de la selva amazónica?

La utilización de extractos de plantas medicinales de la Amazonia tiene una gran variedad de efectos farmacológicos, incluidos vasodilatadores, antimicrobianos, anticonvulsivos, sedantes, antidepresivos, antipiréticos y antiinflamatorios, entre otros (OMS, 2002).

La riqueza y el potencial fitoterapéutico de las plantas medicinales de la Amazonia se debe al gran número de especies vegetales existentes (más de 30.000 especies vegetales y 5.000 especies de árboles), a la gran cantidad de principios activos que contienen y al ecosistema tan vasto, diverso y extraordinario donde crecen, único en el Planeta.

Nuestro organismo reconoce y absorbe con mucha mayor facilidad las sustancias y principios activos de las plantas medicinales cuando las tomamos enteras y directamente de la naturaleza.

Las plantas amazónicas son productoras de diversos metabolitos secundarios con actividad oxidorreductora, como ácido ascórbico, carotenoides y polifenoles. Además, poseen sistemas enzimáticos con actividad eliminadora de radicales libres (Stangeland y cols., 2008). Estos compuestos, de modo independiente o en sinergia, como en la línea Serpens, tienen efectos antialérgicos, antimutagénicos, antimicrobianos y antiinflamatorios (kim y cols., 2003).

¿Su comercialización no contribuye a desforestar la selva?

Serpens, mediante comercio justo, contribuye al desarrollo sostenible y al respeto por los pueblos y culturas indígenas. Compra en una cooperativa de campesinos que, mediante su manufactura ancestral, ofrecen su sabiduría milenaria sobre plantas medicinales.

Existen centenares de normativas, legislaciones e iniciativas tanto locales como internacionales, desde hace décadas, para preservar este ecosistema y las culturas de sus pueblos indígenas.

Mediante supervisión orgánica de Ecocert y comercio justo de Fair For Life , la preservación de la naturaleza, la correcta trazabilidad y el mantenimiento de la biodiversidad están garantizados.

El resultado del uso de pequeñas áreas para la agricultura y su abandono para el descanso (shifting agricultura) es semejante al producido por la destrucción ocasional de bosques por causas naturales, tratándose de un fenómeno de pequeña intensidad que, en general, estimula la renovación del ecosistema de la selva

(Diegues & Arruda, 2001).

La existencia de prácticas tradicionales de agricultura y manejo forestal son compatibles con la conservación de bosques, selvas y de sus recursos, las cuales incluyen técnicas agroforestales de gran complejidad y efectividad.

El proyecto Serpens basa su filosofía en la iniciativa del parlamento europeo del año 2003 para el mantenimiento y sostenibilidad de las culturas y los pueblos indígenas de la Amazonia.

X