fbpx

Los sistemas médicos tradicionales se caracterizan principalmente por el uso de plantas con acciones terapéuticas para el tratamiento de las diversas dolencias y enfermedades. Esto se debe a que las plantas medicinales y los diversos componentes derivados de ellas suelen presentar menos efectos secundarios, tener una ventana terapéutica relativamente mayor y una mejor relación coste-beneficio. Por ello, no ha de extrañarnos que actualmente las terapias alternativas, en especial la fitoterapia, tenga un mayor reconocimiento a nivel mundial y se emplee, en muchos casos, como tratamiento profiláctico de diversas enfermedades.

Dentro de estos sistemas médicos tradicionales destaca el Ayurveda. El Ayurveda representa la sabiduría tradicional de la India en cuanto a materia médica. Y, gracias a él, el empleo de plantas como la cúrcuma, el tulsi, la boswellia serrata y muchas otras, se ha extendido a nivel global. Además, gracias a la evidencia científica disponible hasta el momento, se han comprobado (y desmitificado) muchas de las propiedades terapéuticas atribuías a las plantas empleadas en este sistema médico.

En esta oportunidad, queremos presentar el Guggal, una planta poco conocida en el mundo occidental, pero con gran comercialización en Asia, y en particular en la India, debido a los efectos beneficiosos que posee sobre la salud. Asimismo, comentaremos un poco acerca de su composición y las acciones terapéuticas de este árbol.

¿Guggal o Guggulípido?

El guggal es un árbol miembro de la familia Burseraceae que se encuentra en las zonas áridas de la India, Bangladesh y Pakistán. También se le conoce como guggul, mukul o árbol de mirra de mukul; y a nivel botánico es denominado Commiphora wightii o Commiphora mukul. Este árbol, reconocido dentro de las plantas insignes de la Ayurveda, se ha empleado durante años en el tratamiento de la inflamación, la obesidad y la artritis (1). Así como también en la protección cardiovascular, como antiepiléptico, antiulceroso y para el tratamiento de trastornos del metabolismo lipídico.

Sin embargo, a diferencia de otras plantas, en las que suele emplearse las hojas, frutos o incluso las raíces en la preparación de remedios naturales, en el caso del guggal, la resina del árbol es la que tiene el protagonismo. Esta resina se obtiene al realizar incisiones en la corteza del árbol y tiene consistencia gomosa.

Te puede interesar  Tribulus Terrestris

La resina de goma proveniente del árbol de guggal es lo que se conoce con el nombre de Guggulípido (Guggulipid en inglés). El guggulípido se caracteriza por ser un extracto de acetato de etilo y ha sido comercializado en la India desde 1988 como un agente hipolipemiante similar a las estatinas.

Del mismo modo, el guggulípido ha demostrado tener un efecto antiinflamatorio, antioxidante y antiplaquetario (1). Así como también potencial para mejorar la memoria en déficits cognitivos inducidos en experimentos animales (2).

Componentes y mecanismo de acción

Las acciones terapéuticas del guggulípido se derivan principalmente de sus cetosteroides, conocidos como gugulesteronas. La gugulesterona E y Z son los mayores componentes bioactivos de esta resina e incluso, estos fitoquímicos poseen una potencial acción anticancerígena (3). Sin embargo, el árbol de guggal también posee otros componentes como ácidos grasos, terpenos, esteroles, esteroides, ésteres y fenoles (4).

Como hemos mencionado previamente, la resina de guggal tiene propiedades hipolipemiantes. Esto se debe a que inhibe la biosíntesis del colesterol en el hígado e interfiere en la formación de lipoproteínas. Asimismo, incrementa la excreción de colesterol y ácidos biliares en las heces (3). Además, también estimula la actividad de unión al receptor de LDL en las membranas celulares del hígado, reduciendo los niveles de LDL en plasma y contribuyendo a reducir las placas ateroscleróticas.

Principales indicaciones

El guggulípido en la artritis

Además de las propiedades hipolipemiantes de la resina de guggal, esta también destaca por su acción antioxidante y antiinflamatoria. Un ejemplo claro de este efecto terapéutico se evidencia en estudios experimentales con modelos animales de artritis.

El consumo de gugulípido altera la expresión de marcadores moleculares asociados al desarrollo y la evolución de artritis en roedores y en el cartílago nasal bovino de manera in-vitro, tal como lo demuestra este estudio (5). Asimismo, el guggulípido reduce los valores de TNF-α, IL-1β, IL-6 e IL-23 en plasma y en el hígado de roedores con artritis. Aunado a esto, también disminuye los marcadores oxidativos como las especies reactivas de oxígeno (ROS), COX-2 e iNOS.

Te puede interesar  Amalaki, la super grosella de la India

Por consiguiente, la resina de guggal previene de manera eficaz la degeneración del cartílago y el hueso subcondral, así como la inflamación y el daño oxidativo en modelos experimentales de artritis y en modelos in-vitro con cartílago animal. Brindando así un precedente interesante para el tratamiento alternativo y complementario en humanos.

Accidentes cerebrovasculares isquémicos

La isquemia a nivel cerebral es la tercera causa de morbilidad y la segunda causa de muerte en el mundo. Fármacos como la aspirina conforman la primera línea de tratamiento en este tipo de patologías y por ello, ha sido empleada como fármaco de referencia, junto con la atorvastatina, al analizar el efecto neuroprotector del guggulípido en casos isquemia cerebral (1,2).

Gracias a su efecto antiplaquetario y antiinflamatorio mediante la inhibición de la expresión del TNFα, la resina de guggal tiene el potencial de retrasar la progresión de la aterosclerosis y contribuir a mejorar la hipercolesterolemia (6).

En consecuencia, el tratamiento preventivo con guggulípido tiene un efecto neuropreotector en casos de inflamación cerebral tras reperfusión post isquemia debido a su acción antioxidante, antiinflamatoria e hipolipemiante.

Además, el guggulípido no genera los efectos secundarios de sus contrapartes farmacéuticas. Aún así tiene una eficacia similar a las estatinas para reducir los niveles sanguíneos de lípidos. Asimismo, tiene un efecto antiplaquetario semejante a la aspirina. 

Comercio sostenible para el futuro

Debido a sus propiedades terapéuticas y la gran demanda que genera la resina, se ha observado un incremento en la explotación de forestal de guggal. Lamentablemente, la tala de especímenes para la extracción de guggulípido es una práctica que tiene un impacto devastador en los países productores como India y Pakistán, ya que ocasiona daños en los árboles maduros. Aunado a esto, también existe el problema de la pérdida del hábitat natural debido a la tala para cultivos (7).

Por ello, en vista de la escasez de guggales en entornos naturales, es imperante buscar alternativas que sean respetuosas con el medio ambiente y promuevan el comercio sostenible. Protegiendo así los especímenes existentes y promuevan la reforestación de los árboles de guggal en su hábitat natural. Además, de acuerdo con un estudio reciente, se ha demostrado que existen metabolitos bioactivos en las hojas y la fruta del guggal. Estos pueden ser fácilmente cosechados periódicamente sin comprometer la integridad de la planta.

Te puede interesar  Gotu Kola: Beneficios de la Centella Asiática
Clicka aqui para encontrar nuestros productos con ViTAMINA C

Referencias bibliográficas y enlaces de interés:

Si te ha gustado el artículo y deseas leer más acerca del guggal y su resina, puedes consultar los siguientes enlaces:

  1. Ahmad, M. A., Najmi, A. K., Mujeeb, M., & Akhtar, M. (2014). Neuroprotective effect of guggulipid alone and in combination with aspirin on middle cerebral artery occlusion (MCAO) model of focal cerebral ischemia in rats. Toxicology mechanisms and methods24(6), 438-447. Disponible en: https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.3109/15376516.2014.939320
  2. Ahmad, M. A., Najmi, A. K., Mujeeb, M., & Akhtar, M. (2016). Protective effect of guggulipid in high fat diet and middle cerebral artery occlusion (MCAO) induced ischemic cerebral injury in rats. Drug research66(08), 407-414. Disponible en: https://www.thieme-connect.com/products/ejournals/html/10.1055/s-0042-107787
  3. Das, S., Datta, A., Bagchi, C., Chakraborty, S., Mitra, A., & Tripathi, S. K. (2016). A comparative study of lipid-lowering effects of guggul and atorvastatin monotherapy in comparison to their combination in high cholesterol diet-induced hyperlipidemia in rabbits. Journal of dietary supplements13(5), 495-504.Disponible en: https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.3109/19390211.2015.1118654
  4. Bhatia, A., Bharti, S. K., Tripathi, T., Mishra, A., Sidhu, O. P., Roy, R., & Nautiyal, C. S. (2015). Metabolic profiling of Commiphora wightii (guggul) reveals a potential source for pharmaceuticals and nutraceuticals. Phytochemistry110, 29-36. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0031942214005482
  5. Sundaram, M. S., Neog, M. K., Rasool, M., Kumar, G. S., Hemshekhar, M., Kemparaju, K., & Girish, K. S. (2019). Guggulipid ameliorates adjuvant-induced arthritis and liver oxidative damage by suppressing inflammatory and oxidative stress mediators. Phytomedicine64, 152924. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0944711319300935
  6. Urizar, N. L., & Moore, D. D. (2003). GUGULIPID: a natural cholesterol-lowering agent. Annual review of nutrition23(1), 303-313. Disponible en: https://www.annualreviews.org/doi/abs/10.1146/annurev.nutr.23.011702.073102
  7. Cunningham, A. B., Brinckmann, J. A., Kulloli, R. N., & Schippmann, U. (2018). Rising trade, declining stocks: the global gugul (Commiphora wightii) trade. Journal of ethnopharmacology223, 22-32. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0378874117344896?via%3Dihub

https://www.fitoterapia.net/vademecum/plantas/index.html?planta=383#

https://www.theayurvedaexperience.com/blog/guggal-guggulipid-stroke/

https://indiamagica.com/guggul/