DefensasTotum de Plantas

Racines Terrestres

Anti infeccioso de amplio espectro

Producto resultante de un comercio respetuoso con los hombres y el medio ambiente. Producido por las comunidades del Amazonas medio, Brasil.

Procedente de Brasil. Fabricado en Francia.

Categorías: , Etiqueta:

29,00

Envio en 24h
Forma farmacéuticaCápsulas
Duración del tratamiento22.5Días

100% Totum de Pau D'Arco.

100% Totum de Pau D’Arco. Planta entera, y solo polvo puro de planta. Nada más, nada menos.

Un genotipo único de plantas

Un genetipo unico de plantas, Pau D’Arco esta usado por los Indigenas de la Amazonia por sus propiedades antivíricas, antibioticas y antifungicas.

Made in Amazonia

Producto resultante de un comercio respectuoso con los hombres y el medio ambiente.

4 Cápsulas al día, a tomar preferentemente 2 veces con un gran vaso de agua, por las mañanas y por las tardes antes de las
comidas.

Cantidad por dosis diarias (4 cápsulas):
Polvo de Lapacho 1200mg.

  • 90 Cápsulas de 395mg
  • Polvo puro de Tabebuia Avellanedae (Lapacho), cápsula vegetal E464.
  • Sin conservantes.
  • No sobrepasar la dosis recomendada.
  • No administrar en caso de embarazo o lactancia.
  • No administrar en caso de tomar anticoagulantes orales o en caso de hemorragias.
  • Si toma medicación o tiene algún problema de salud, consulte con su médico. No usar como sustituto de la dieta.
  • Mantener fuera del alcance de los niños.
  • Conservar en lugar fresco y seco.

¿Qué es exactamente Racines Terrestres?
Es el producto Serpens conocido popularmente desde hace décadas en todo el mundo como Lapacho o Pau d´Arco. Es un árbol nativo de Centro y Sudamérica que llegar a medir hasta 20 metros de altura y tiene flores purpúreas. La utilización del lapacho por las distintas comunidades indígenas americanas se remonta a épocas precolombinas. Es uno de los antibióticos y antivíricos biológicos más potentes de la naturaleza conocido.

¿Por qué es tan conocido y utilizado desde hace tanto tiempo?
Su principal naftoquinona o principio activo (el lapachol) fue aislado en 1858. En medicina se emplea la corteza, la cual ha demostrado propiedades antisépticas, antiinflamatorias, antitumorales y antifúngicas. Su potencial farmacológico proviene de la parte interna de esta corteza.

¿Cuál es su composición química?
Los principales principios activos del lapacho son los quinoides, que se hallan en gran cantidad, y una pequeña cantidad de benzenoides y flavonoides. Los quinoides (principalmente antraquinonas, lapachonas y naftoquinonas) han demostrado una actividad biológica muy documentada y se consideran como el centro de la eficacia de la planta como fármaco.
El lapachol presenta una estructura química similar a la de la vitamina K, aunque no posee propiedades antihemorrágicas.

¿Cuáles son las principales indicaciones terapéuticas de Racines Terrestres?
Como es muy bien conocido dentro de la etnomedicina y la fitoterapia, que un fitofármaco pueda tener, dentro de un área terapéutica común, distintos usos clínicos según de que región, país o continente hablemos.
Así, por ejemplo, Racines Terrestres se utiliza en Argentina como astringente, antiséptico, eczemas, psoriasis, tumores de piel y leucemia, y enfermedades de vías respiratorias (tos convulsiva); en Bolivia, Brasil y Costa Rica se utiliza especialmente contra distintos tipos de cáncer; en Paraguay como reconstituyente y antisifilítico; en Venezuela y Colombia, como antimalárico y antitripanosómico y en Guatemala contra llagas y úlceras dérmicas.

¿Qué evidencia científica tiene Racines Terrestres?
Su estructura química fue dilucidada en 1892. Ya en la década de los 60 comienzan las primeras investigaciones oncológicas con los componentes activos de la corteza. El potencial de RACINES TERRESTRES es tan alto, conocido y amplio que su actividad antiinfecciosa conviene estudiarla de acuerdo al tipo de germen ensayado clínicamente:
– Actividad antimicrobiana.
El lapachol ha demostrado actividad inhibidora in vitro sobre estafilococos y estreptococos. Uno de los mecanismos antimicrobianos que se le asignan a la corteza del lapacho está relacionado con la capacidad de intoxicación respiratoria mitocondrial de las naftoquinonas, interfiriendo con el transporte de electrones, de manera similar a su actividad antitumoral.
– Actividad antiparasitaria.
Sobre Trypanosoma cruzi (responsable del Mal de Chagas) demostró ser efectiva únicamente in vitro ya que en presencia de sangre se anula el efecto. La administración oral de tisanas de corteza de lapacho evidenció una actividad protectora de la piel del 97% frente a la penetración de larvas de Schistosoma mansonii.
– Actividad antimicótica.
En los primeros trabajos en la década de los 60 ya se había podido comprobar la actividad in vitro de las naftoquinonas del lapacho frente a Cándida albicans y Trichophyton spp.. Posteriores estudios demostraron la efectividad en casos de candidiasis. En cuanto a su actividad fungicida frente a Cándida albicans, se demostró tener mayor eficacia que la ejercida por ketoconazol.
– Actividad antiviral.
La acción conjunta de las hidroxi-naftoquinonas ha demostrado ser activa frente a diversos virus de la influenza. A su vez, el lapachol ha demostrado ser efectivo frente al virus de la polio, estomatitis, Epstein-Barr y frente al virus del Herpes simplex (tipo I y II), interfiriendo sobre los mecanismos enzimáticos necesarios para su replicación.
– Actividad antiinflamatoria.
Investigadores de la Universidad de San Pablo (Brasil), constataron la actividad antiinflamatoria in vitro del extracto acuoso total de la corteza de lapacho con una potencia similar a la fenibutazona sumado a una actividad antiulcerogénica y analgésica.
– Efecto inmunomodulador e inmunoestimulante.
Tras conocerse mejor el contenido en naftoquinonas de esta especie, se pudo constatar la actividad inmunomoduladora de la corteza del lapacho. A dosis de 0,01 a 1 mg/ml, el lapachol provocó un efecto citotóxico e inmunosupresor sobre granulocitos y linfocitos humanos. En dosis inferiores, el efecto fue el contrario, es decir, inmunoestimulante.
En este sentido, el extracto metanólico de la corteza de lapacho ha demostrado in vitro aumentar en un 25% la respuesta fagocitaria de macrófagos con microdosis de 1 picogramo/mL.
Según H. Wagner, estos ensayos indican que son necesarias dosis mínimas de naftoquinonas para lograr un efecto inmunoestimulante con esta especie, sin perjuicio de citotoxicidad.
– Actividad antitumoral.
El lapacho es considerado desde hace décadas como agente antitumoral.
En el año 1968 el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de los Estados Unidos determinó que el lapacho contenía principios activos suficientes para iniciar los ensayos como droga antitumoral. Según un estudio en Brasil en 1980 demostró que la prescripción de 20-30 mg/Kg diarios de lapachol provocó una reducción del tamaño de los tumores y disminución del dolor en 9 de los pacientes tratados. En tres casos hubo remisión completa y en otros tres hubo que suspender el tratamiento por aparición de náuseas y vómitos.
En cuanto al mecanismo de acción, una característica general inherente a la actividad de la B-lapachona y el lapachol se centra, en parte, en la capacidad de estos compuestos de inhibir el metabolismo de obtención de oxígeno por las células tumorales. Ello posiciona a las naftoquinonas del lapacho dentro de un espectro de actividad diferente al de otros fármacos antitumorales.

¿Cuál seria la recomendación de uso o posología de Racines Terrestres?
Cada cápsulas de Racines Terrestres contiene 300 mg. en polvo puro de la corteza del Lapacho. Se recomienda la ingesta de 20mg/kg diarios, divididos en 2-3 tomas a ser posible. De 4 a 6 cápsulas por día, (2-2-0), o (2-2-2) en caso de patologías graves o sintomatología muy aguda.

¿Tiene Racines Terrestres alguna interacción o contraindicación?
Racines Terrestres no deben consumirlo pacientes que se encuentren en tratamiento con anticoagulantes sin consultar al médico ya que las naftoquinonas pueden incrementar dicho efecto. Tampoco debe tomarse en caso de embarazo o lactancia.

Racines Terrestres

29,00

Puntos de venta

Dónde adquirir produtos Serpens

VER EL MAPA

No hay protocolos relacionados con este producto

Testimonios

Tras dos meses de tratamiento experimenta un cambio espectacular y se encuentra mucho mejor.
En la actualidad y tras cuatro meses de tratamiento se le da de alta con todo el cuadro normalizado.

Dr. Amadeo Herreras