69,00

Envio en 24h
Protocolos

Caida del cabello estacional

Llega el otoño. En las calles lucen alfombras de hojas secas caídas de los árboles de hoja caduca. Y al mismo tiempo, descubrimos gran cantidad de cabellos en nuestra almohada, en nuestra chaqueta, en el desagüe de la bañera…

Las estaciones son momentos de cambio, de renovación. Los días más largos de la primavera y el acortamiento de los mismos en el otoño son los desencadenantes de los cambios hormonales que favorecen que un tanto por ciento elevado de cabellos esté en fase de crecimiento en primavera, de reposo en verano y de caída en otoño.

Si a este hecho le añadimos el estrés del fin de las vacaciones y del inicio del nuevo año escolar o laboral, entenderemos que el desequilibrio de hormonas y neurotransmisores favorecerá la pérdida de cabello.
Toma nota de nuestros consejos, y atrévete a fluir con el curso de la Naturaleza!

Categoría: Etiqueta:
Serpens Research Team

Serpens Research Team

El equipo Serpens esta compuesto de una diversidad de profesionales de la Salud (nutricionistas, biólogos, investigadores…) interesados en proveer y divulgar informaciones científicas.

Todos sus protocolos

Base:

– Mañana: 2 cápsulas de Force de la Nature 20 minutos antes de desayunar

– Tarde: 2 cápsulas de Sang Vert antes de comer

Apoyo:

Noche: 2 cápsulas de Protection de la Foret antes de cenar

x1 Force de la Nature
90 cápsulas de 395mg Cápsulas de polvo puro de Pfaffia Paniculata (Ginseng Brasileño), cápsula vegetal E464. Sin conservantes

x1 Sang Vert
90 cápsulas de 495mg, Extraco seco de Euterpe Oleracea (maltodextrina*, polvo de frutos de Açai)*, cápsula vegetal E464. Sin conservantes.
*Ingrediente resultado de la agricultura ecológica.

x1 Protection de la Foret
90 cápsulas de 495mg Extracto seco de Malphigia Glabra* (polvo de frutos de Acerola*, maltodextrina*), cápsula vegetal E464. Sin conservantes.
*Ingrediente resultado de la agricultura ecológica

  • Puede aumentar la producción de estrógenos.
  • No sobrepasar la dosis recomendada.
  • No administrar en caso de embarazo o lactancia.
  • Si toma medicación o tiene algún problema de salud, consulte con su médico.
  • No usar como sustituto de la dieta.
  • Mantener fuera del alcance de los niños. Conservar en lugar fresco y seco.

El cobre, el hierro, el zinc, yodo, proteínas, silicio, vitaminas A, vitaminas del complejo B (especialmente biotina) son los nutrientes más comunes que deben incluirse en la dieta para evitar la pérdida del cabello. El cabello está compuesto por la proteína queratina y otros minerales como magnesio, silicio, selenio y cobre. El objetivo de una dieta es entonces la búsqueda de los alimentos que tengan esos nutrientes para fortalecerlo.

Tomar alimentos ricos en vitamina vitamina A: zanahoria, grelos, huevos, col rizada y kale, batata y moniato, espinacas, berros, papaya, mango, endivias, almejas y chirlas, nísperos, tomates, caquis, melón de Cantalupe.

Tomar alimentos ricos en vitaminas del grupo B: pescado, jamón ibérico, carne de ave ecológica, soja, huevos, legumbres, frutos secos oleaginosos, cereales integrales, levadura de cerveza amarga.

Tomar alimentos ricos en vitamina C: limón, naranja, kiwi, fresas, espinacas, brócoli, perejil. Junto con alimentos ricos en hierro: almejas y berberechos, levadura de cerveza, germen de trigo, carnes y patés de hígado ecológicos, pescados, legumbres, frutos secos, cereales integrales.

Tomar alimentos ricos en Zinc: ostras, germen de trigo, pipas de calabaza sin tostar ni salar, salvado de trigo, piñones, trigo completo, algas desecadas, pipas de girasol sin tostar ni salar, carne ecológica, los higos, los espárragos, las patatas, las berenjenas y el apio.

Tomar alimentos ricos en yodo: algas, marisco y pescado.

Tomar alimentos ricos en aminoácidos azufrados: en L-cisteína: legumbres, brócoli, coles de Bruselas, huevos, pescado, ajo, cebollas, cereales integrales, y en taurina: jamón ibérico, pollo ecológico, pescado, pulpo, mariscos, lácteos de cabra, huevos, algas, almendras, alubias, avellanas, garbanzos, lentejas, levadura de cerveza, soja.

Tomar alimentos ricos en ácidos grasos omega 6 y 3: aceite de borraja, aceite de onagra, aceite de girasol, anchoas, sardinas, arenques, caballa, lenguado, mejillones, ostras, semillas de lino dorado y su aceite, semillas de chía, quinoa, nueces, avena…

Tomar alimentos ricos en vitamina E: aceite de germen de trigo, aceite de girasol, aceite de semilla de uva, frutos secos oleaginosos (almendras, nueces), aguacates.

Tomar alimentos ricos en cobre: semillas de sésamo, ostras, cacao, frutos secos oleaginosos, legumbres, quinoa, champiñones, aguacates.

Tomar alimentos ricos en selenio: atún, pollo ecológico, pescado azul de pequeño tamaño, ostras, mejillón, bacalao, lenguado, ajo.

Tomar alimentos ricos en magnesio: pipas y semillas, frutos secos oleaginosos, cereales integrales, legumbres, verduras de hoja color verde oscuro, aguacate, higos.

Tomar alimentos ricos en fitoestrógenos: zumo de uva, bayas del bosque, soja y derivados, alfalfa, linaza.

Tomar alimentos ricos en proantocianidinas: arándano, fresas, chocolate negro, ciruelas, moras.

Evitar frituras, bollería, alimentos ricos en grasas saturadas (carnes rojas y lácteos de vaca enteros) y estimulantes (café, cola, té negro, ginseng koreano)

Beber 2 litros de agua al día.

Utilizar la cúrcuma para sazonar cuantos más platos mejor.

Infusión para la caída del cabello: hacer medio litro tisana de té verde, medio litro de tisana de ortiga mayor y epilobio, y medio litro de tisana de cola de caballo. Mezclar las 3 en una botella de 1,5 litros, endulzar con estevia y beber a lo largo del día.

Zumo para la caída del cabello: licuar remolacha, zanahoria y perejil + 3 cucharadas soperas de zumo fresco de Lepidium + media cucharadita de cúrcuma en polvo + 1 cucharada sopera de levadura de cerveza amarga + 1 cucharada sopera de polen de centeno + el aceite de 2 perlas de aceite de borraja + 1 cucharadita de aceite de semillas de calabaza. Tomar a media mañana y media tarde.

Existe información que demuestra que un estilo de vida sedentario y la falta de actividad física pueden ser causa de la pérdida de cabello prematura.

– Caminar una hora al día a paso ligero, hacer 30 minutos de running al aire libre, ir en bicicleta, jugar partidos de fútbol o básquet… La práctica de los ejercicios aeróbicos es fundamental en el tratamiento de la alopecia, ya que con la práctica regular de ejercicios durante más de 30 minutos cada día, se ayudará a mantener un flujo sanguíneo adecuado, permitiendo el aporte de nutrientes y oxígeno adecuado a los tejidos y al cuero cabelludo.

– Además favorece el manejo del estrés y la ansiedad, otros de los factores que exacerban y/o desencadenan la pérdida del cabello. Para este propósito, además, son indicados el yoga y el tai-chi/chi- qung.

– Es importante tener en cuenta, al practicar la actividad física, evitar utilizar los peinados que hagan tracción sobre el cabello, como las colas tirantes, las trenzas, gorras o sombreros. Recoger el cabello de la forma más suave posible.

– Evitar, a toda costa, tomar esteroides anabólicos. Su consumo aumenta los niveles de testosterona en el organismo, pudiendo precipitar el proceso de pérdida de cabello en quien está genéticamente predispuesto a ello.

– Dormir de 8 a 9 horas diarias reduce la alopecia por estrés. No dormir las horas recomendadas puede afectar la capacidad de aprendizaje, de concentración y a la capacidad para resolver problemas, así como también puede llevar a adoptar conductas agresivas con compañeros de trabajo, estudio o familia.

– Se recomienda, con tal de establecer un hábito saludable, ir a la cama y despertar siempre a la misma hora.

– Hacer todas las actividades posibles en un día (no procrastinar) y organizar las actividades en una libreta. La procrastinación es la postergación de actividades o situaciones que deben atenderse sustituyéndolas por otras más irrelevantes, cosa que incrementa el estrés, especialmente en un mes como septiembre, en el que organizar es tan importante, con un año escolar/laboral por delante.

– Ser Ordenado. Organizar y clasificar todo en su lugar. Se ha observado que mantener un orden genera sentimientos de paciencia, esperanza y victoria, y apacigua el estrés, especialmente en meses de transición y cambio.

– El entrenamiento autógeno http://www.psicologiaonline.com/autoayuda/relaxs/autogeno.htm permite lograr el equilibrio entre los estados de tensión y la relajación. Puede practicarse de manera autónoma en casa después de un breve periodo de aprendizaje.

– La técnica de relajación de Jacobson o relajación muscular progresiva (https://www.youtube.com/watch?v=b6bWNVZlX4A) permite liberar a los pacientes del estrés. Las personas que lo practican con asiduidad son capaces de permanecer relajadas y serenas en situaciones estresantes.

Masaje capilar diario: 10 minutos. Utilizar aceite de perilla + extracto de raíz de ortiga mayor en cuero cabelludo.

– Técnica: sentado, con la cabeza algo inclinada sobre las piernas, comenzar uniendo las manos por detrás de la nuca y, utilizando las yemas de los dedos, realizar movimientos circulares en la base de la cabeza (al comienzo de la cabellera), pequeños y sin friccionar. En unos momentos se nota cómo la zona se “enciende”, es decir, aumenta de temperatura, gracias a toda la sangre que se acumula allí. La idea es como si se “arrastrara” esta sangre hacia arriba de la cabeza, lentamente y con los mismos movimientos. Una vez que ha llegado a la base superior del cráneo, separar las manos y los dedos, continuando con movimientos circulares hacia las sienes y frente utilizando todos los dedos.

Después, tomar un mechón de cabello y traccionarlo suavemente en contrasentido del nacimiento. Mantener esta presión uno segundos. Continuar así con diferentes mechones de pelo repartidos por toda la cabeza.

– Al acabar, lavarse la cabeza y aplicar agua fría y caliente alternativamente, para crear un efecto vasodilatación. Acabar lavando el pelo con un champú suave y agua tibia.

– Antes de acostarse, cada día cepillar el pelo y el cuero cabelludo con un cepillo de cerdas naturales.

– Cada 15 días cuantificar los cabellos que se caen, sin obsesionarse.

– Hacerse tratamientos con henna incolora (pasta de henna tratamiento intensivo, hampú a la henna, mascarilla a la henna, etc.) para fortalecer el cabello que nace.